• Crystal

¿Por qué amar el hábito de beber agua?


Estamos en la era de la practicidad, por lo que andar de prisa y encontrar la forma más simple de hacer las cosas está a la orden del día, como tener varias gaseosas o jugos procesados en el refrigerador. Es necesario comprender que nuestro cuerpo requiere de atención y tiempo y, por supuesto de hábitos saludables. Es probable que ahora no te afecte del todo esa rutina donde el agua apenas se asoma en tu dieta, pero a largo plazo podría ser lamentable.

Seguro has escuchado que debes beber al menos dos litros de agua al día, pero realmente sabes ¿por qué?, ¿cómo?, o ¿en qué momento es más favorable para tu organismo? Recuerda que nunca es tarde para cambiar tu vida, y después de escuchar los grandes beneficios del agua, ¡no podrás evitar tomarla todo el tiempo!

Tú cuerpo es agua:

Si somos agua en más de un 70%, esto nos dice que simplemente no funcionaremos sin ella, ya que interviene en casi todos nuestros procesos fisiológicos. El primer beneficio es la eliminación de toxinas, evitando que sean absorbidas por nuestro cuerpo y nos ocasionen enfermedades.

Efecto détox:

Beber agua es el mejor comienzo para lograr un tratamiento detox, consumir más agua ejercita la diuresis, ayudando a los riñones a deshacerse de residuos y nutrientes innecesarios a través de la orina, así como volver más solubles los minerales concentrados.

En ayunas es el primer momento para recibir los beneficios del agua en todo su esplendor. Uno o dos vasos de agua serán suficientes para activar tu metabolismo, estimular la digestión y ayudar a que las células del cerebro reciban una mejor oxigenación. Si el agua está tibia o a temperatura ambiente sus beneficios son mayores al impulsar el proceso de depuración.

Digestión:

Si al hábito de beber agua, lo combinas con la ingesta de fibra, lo estás haciendo bien, pues de ello dependerá permanecer lejos del estreñimiento. El agua es fundamental en la disolución de nutrientes para que sean absorbidos y transportados a las células.

Belleza:

El agua es también un gran aliado cuando de verse más guapa se trata. Mejora la elasticidad y tonicidad de la piel, y evita la aparición de arrugas prematuras.

Elige un recipiente no desechable:

Lleva tu Shaker a todos lados, así no necesitarás adquirir agua embotellada jamás. Esta práctica sí que tiene efectos positivos en tu salud. Ya que hemos escuchado que beber de una botella de plástico podría no ser tan buena idea para tu bienestar y tampoco para el medio ambiente.

Un dato importante es que al exponer las botellas de plástico al calor, tal como caminar con ella bajo el sol, llevarla en el portavasos del coche o tenerla en el gym en época de calor, las capas de plástico marcadas con los códigos de reciclado 3 o 7, liberan un componente llamado bisfenol que es altamente perjudicial para la salud, y el problema es que cuando se ingiere, altera y modifica el buen funcionamiento del sistema endocrino.

¿Tomarle gusto al agua?

Claro que es importante aprender a tomarle amor a este hábito, tal como si fuese una parte vital de nuestro cuerpo, porque de hecho, vaya que lo es. Pero de vez en cuando durante el día se puede variar su manera de consumirla, el agua se puede alternar con otros alimentos, siempre que sean productivos para nuestro cuerpo, tal como infusiones, frutas naturales o ¡Cleanse Me!®!, una explosión refrescante de sabor y baja en calorías.

No olvides beber agua constantemente durante el día y no esperar a tener esa molesta sensación de sed, que además habla de una temprana deshidratación. Y recuerda que también puedes obtenerla de las frutas y vegetales, que proporcionan un gran aporte de agua. También puedes leer este artículo ¿No te gusta tomar agua natural?

© 2020 by Crystal Topete.

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White YouTube Icon