• Crystal

El Yoga y sus beneficios



El yoga se ha puesto de moda, sí. Pero es una práctica milenaria.

El yoga es una práctica integral que nos enseña a vivir con salud, paz y felicidad. Lo que aprendemos en el mat debemos trasladarlo fuera, a nuestra vida diaria.


El yoga mejora la salud de quienes lo practican, gracias a sus múltiples beneficios. Las posturas de yoga no dejan de sorprender por los beneficios físicos, mentales y espirituales que se consiguen en las clases de yoga. Siéntete en el aire por dentro y por fuera.


¿Los estilos? Hay muchos y cada uno de ellos ayuda a desarrollarse en distintas fases de evolución en la práctica de yoga La fusión de los estilos tradicionales como el Ashtanga o el Iyengar con nuevas tendencias como el Vinyasa o el Hot Yoga es lo que mejor ha encajado en occidente y lo que ha dado lugar a una amplia gama de prácticas que pueden enganchar (y enganchan) hasta los más desconfiados.

Así, a día de hoy podemos encontrar prácticas bajo nombres y conceptos tan diversos como:

1. Ashtanga.. Para los que buscan el trabajo más físico, esta práctica proporciona mucha disciplina

2. Iyengar. Muy adecuado para los principiantes porque proporciona información sobre cómo alinearse o respirar

3. Vinyasa. Permite experimentar la creatividad y la libertad

4. Dharma Yoga. Desarrolla la devoción pero insiste, al mismo tiempo, en la disciplina y la práctica más física

5. Pranayama y Meditación. Es el control de la respiración y de la mente. Una práctica que en principio parece fácil y, vaya por dónde, es la más difícil. El camino más directo de unión el propio ser y ese todo (o equilibrio).




Algunos beneficios son:


1. Mejora tu flexibilidad. Durante una sesión de yoga se realizan varias posturas conocidas como asanas. La flexibilidad es clave para poder realizar estos asanas correctamente. Piensa en cualquier músculo de tu cuerpo y seguro que hay un asana para estirarlo o flexionarlo, así que al practicar Yoga con asiduidad notarás como tu elasticidad va mejorando.


2. Aumenta la concentración. Hay estudiantes que confían en las pastillas para estudiar cuando llega la época de exámenes  y hay quienes deciden apostar por el yoga. Y es que esta práctica ancestral tiene entre sus principales beneficios el aumento de la claridad mental. Esta es una virtud clave a la hora de concentrarse.


3. Te ayuda a perder peso. Aunque mucha gente no piensa en el yoga como una actividad adelgazante, lo cierto es que te puede ayudar a perder peso. ¿Cómo? La principal es que el yoga hace que seas más consciente de tu cuerpo (y de que debes cuidarlo). Eso te encamina a una dieta más sana. Además, algunas posturas mejoran el tránsito intestinal.


4. Mejora tu descanso. Hay posturas de yoga que ayudan a dormir mejor. Tenemos por ejemplo la postura Balasana, considerada la postura del descanso por excelencia, o la llamada postura del muerto (Savasana), que se usa para eliminar las preocupaciones del día. Por ello el yoga se recomienda a muchos pacientes que sufren transtornos del sueño.


5. Aumenta tu paz interior. Sin duda eso es lo que buscan muchas personas que empiezan a practicar yoga. El yoga mejora el control emocional, permitiendo alcanzar un estado de bienestar y armonía.


6. Mejora la respiración. Una de las claves del yoga es la respiración. Aunque suene raro, la mayoría de nosotros respiramos mal (por ejemplo, a través de la boca en vez de por la nariz), así que de las primeras cosas que se enseñan a un principiante en Yoga es a respirar correctamente. Los beneficios de una buena respiración son varios, empezando por un mejor transporte de oxígeno en la sangre.


7. Elimina el estrés. Si quieres eliminar tensiones tienes varias opciones: puedes ir a un centro de masajes profesionales o puedes empezar a hacer yoga. Practicar unos minutos de yoga antes de irse a la cama es una buena forma para liberarse de la tensión acumulada durante todo el día. Esto es algo que se ha comprobado, por ejemplo, en los cuidadores de enfermos del Alzheimer, uno de los colectivos más propensos a sufrir estrés crónico.


8. Mejora tu postura. Los asanas, aparte de flexibilidad, nos otorgan una mejor postura. Tanto es así que el yoga se ha convertido en un tratamiento eficaz para el dolor de espalda crónico producido por una mala postura.


9. Fortaleza. Las asanas tonifican cada parte del cuerpo.


10. Resistencia: la práctica regular incrementa la capacidad de trabajo.


11. Mayor Energía. La mejora del funcionamiento glandular y la relajación profunda dejan a uno fresco y calmado.


12. Mejora en tu Salud: Un estado de bienestar consistente es experimentado cuando la mente y el cuerpo están equilibrados.


13. Mejora de la circulación sanguínea.


14. Autoreconocimiento. desarrolla las habilidades necesarias para comprender el funcionamiento de la mente a través de la observación de la actividad del propio cuerpo y de la respiración.




¿A qué esperas para empezar a practicarlo?


#Yoga #Wellness #CrystalTopete



© 2020 by Crystal Topete.

  • White Facebook Icon
  • White Twitter Icon
  • White Instagram Icon
  • White Pinterest Icon
  • White YouTube Icon